miércoles, 16 de marzo de 2011

Diario



Théophile Gautier en 1882 comentó de esta famosa pintura de Velázquez : y "¿Dónde está el cuadro?"... (¿No esta allá al fondo en ese misterioso espejo que nos refleja y que nos muestra que somos el rey?)



Pensando en esa pareja de ancianos que se suicidó ..¡Pero les quedaba tan poco!… pero no es un suicidio lógico como el de Kirilov de Dostoievski. No hay una planificación moral ni racional de un acto teológicamente desafiante. Sólo quisieron sacarse una espina que cansa, en cierto modo budista . Pero ¿por que los cansó tan tarde?…eso alarma y hace creer que no existe la resignación vital de la vejez…


"Sólo es subversivo el espíritu que pone en tela de juicio la obligación de existir; todos los otros, empezando por el anarquista, pactan con el orden establecido". (Cioran . El aciago Demiurgo)



“Todo esta permitido”, ya es hora de reconocerlo claramente, ¿pero que nos retiene?.. Por supuesto que no la moral, sino una fuerte domesticación supuestamente anónima que se ha establecido con fuerza en eso que llaman "humanidad"…esto en ningún caso es negativo, sólo hay que estar alerta a quien programa esa domesticación…



Una pregunta no debería buscar inmediatamente su respuesta, esa época ya ha pasado, una pregunta debería seguir hundiéndose y traspasando la historia...



La vanidad necesita disciplina...



El error que nuestro pensar no mejora: creer en el futuro como un “lugar” situado “delante” de nosotros ..La historia como un trayecto lineal, con lecciones dialécticas siempre motorizando nuestra vida….eso no es solamente falso sino peligroso ya que inevitablemente eso conlleva a creer en un nuevo invernadero global en función de una voluntad homogénea, es decir un nuevo paraíso.




Pensando el momento de cuando “el futuro llegue” y los profetas , ahora cesantes, se paseen tristes por las calles…



La información no prueba nada, ejemplo: se acusa alguien de un delito, este se defiende públicamente y desmiente dicha acusación, en eso consiste todo problema social… es decir 1-1 , todo problema termina en costo 0, y el apremio de tiempo de los noticieros que necesitan cederle el espacio a la publicidad y el sueño del telespectador, hacen que todo debate sea sólo un corto y ridículo partido de tenis…



Un think tank de asaltantes…




Los fetichistas tecnológicos que esperan con nerviosismo bajo el monte la última “tabla de la ley” que Steve Jobs lanza cada cierto tiempo, ignoran el poder cultural de sus juguetes…



.