martes, 10 de agosto de 2010

Diario





A propósito de la meditación de la causa. Si salgo de mi casa pero de pronto me doy cuenta de que he olvidado algo y entro nuevamente ¿actuaria parándome y sentándome en el sillón para que la maldición que surge de devolverse a la casa no ocurriese? Generamos la causa que anula un efecto adverso. Es decir ese rito de sentarse y pararse anularía la mala suerte. La ligazón entre la causa y su efecto es clara, ahí radica la superstición, hilvanar causas y efectos aunque no se pueda explicar esa ligazón (o como se ligan). En ciencia esa ligazón es mas clara ¿lo es?


En general en la superstición no es clara la ligazón de la causa y el efecto. Establecemos contigüidad o semejanza. Pero toda la naturaleza es una ilusión concatenada de infinitos causas y efectos , ¿o vemos efectos y causas solo por semejanza? , ¿por que la experiencia nos ha enseñado que las cosas devienen así y no por una acción necesaria?

Observar un hecho es explotar un reino de causas infinitas que devienen y se relacionan . ¿Pero existe esa relación interna? O solo la ilusión de la experiencia que ve causas donde la experiencia ha enseñado ilusoriamente que existe una relación causa -efecto? Y que en realidad es algo inexistente. Vemos infinitas causas donde solo hay caos que espejan una relación, un orden, y la inteligencia que recibe con gusto cualquier mandato estructurado se entrega al hecho: Hay causas hasta el infinito y todas se relaciona e impactan entre si .


Hume : "...cuando miramos los objetos externos en torno nuestro y examinamos el modo de operar de las causas, nunca podemos descubrir "poder" o conexión necesaria alguna", nada que [...] haga del efecto una consecuencia indefectible de la causa. Sólo encontramos que, de hecho, el uno sigue realmente a la otra. Al impulso de una bola de billar sigue el movimiento de la segunda: esto es cuanto se aparece a los sentidos externos. La mente no tiene ninguna impresión interna de esa sucesión. Por consiguiente, en cualquier caso determinado de causa y efecto no hay nada que pueda sugerir la idea de poder o conexión necesaria." (D. Hume, Investigación sobre el entendimiento humano. Sección 7)


************************************************************************************


Terminando de leer el breve pero potente libro de Wittgenstein “Observaciones a la Rama dorada de Frazer”

Conclusiones preliminares ...
Observaciones de una calidad antropológica brillante sin perder el típico entusiasmo ingenuo de un lógico.

Vemos en Wittgenstein:

Defensa de lo profundo de la religión en su sentido mas lato, mas puro, como pura respuesta al desafío desesperante de la existencia y principalmente la muerte.
Wittgenstein critica la mirada positivista, racionalista “occidencentrica” (grandes intentos por desinoccidentoxicarse) La rama dorada de Frazer es el símbolo de la mirada estática de un racional occidental.

J.F. Frazer: “La magia es un sistema espurio de leyes naturales, así como una guía errónea de conducta; es una ciencia falsa y un arte abortado”. Entonces el comienzo de la antropología moderna surge como una negación a su objeto primordial de estudio. Lo otro. Lo otro, lo primitivo sería una forma inadecuada de actuar en el mundo. Producto de no leer correctamente las leyes naturales.

Wittgenstein no ve en la magia y en la religión un error científico, un error en la lectura jurídica del universo. Solo son juegos de lenguajes y el que explica (Frazer) no lo hace. Sólo demuestra el sin sentido de su propósito.


En Frazer: A realiza X porque cree Y .
Una tribu quema a un hombre porque cree que así mejoraran las cosechas

En Wittgenstein: A sustituye X por Y
La tribu “sustituye” la creencia (o el control) de una buena cosecha (algo inexplicable [irrealizable] para su cosmogonía) por el rito de quemar a un hombre.


Todos respetan al primitivo pero es difícil pensar etnológicamente. Occidente empuja a decir que es una posta donde la conducta actuaría de testimonio progresivo de racionalidad. El primitivo no es para el racional (pasivo) sino un estadio, una escala del espíritu. Los que lo divisan desde la meseta del entendimiento a lo más , solo pueden “respetar” a un aborigen, comprender su juego de lenguaje requiere mas trabajo. En el rito y el mito el error y la veracidad no son relevantes.


“Si estoy furioso por algo, golpeo a veces con mi bastón la tierra, un árbol, etc. No creo por ello, sin embargo, que la tierra sea culpable o que el golpear sirva para algo . Desahogo mi cólera. Todos los ritos son así. A todas estas acciones se les puede llamar acciones instintivas (Instinkt-Handlugen). Y una explicación histórica que dijera, por ejemplo, que yo y mis antepasados hubiéramos creído en otro tiempo que golpear la tierra es una ayuda es puro juego floral, pues son estas hipótesis superfluas que no explican nada. Lo que importa es la semejanza del acto con una acción de castigo y no se puede ir más allá de esta semejanza”.(Wittgenstein ORDF.Tecnos 2008. pág 73.)


.

1 comentario:

Luis dijo...

¡Que mundos de tercera división que hacen de Camus un verdadero amigo!...

Un placer leerte, muchas afinidades...

Un saludo.