miércoles, 29 de junio de 2011

Diario




“De momento sigo vivo, y he acabado por entender que alguno de los peores momentos de mi vida han desembocado en alguno de los mejores, así que no soy de los que devora con avidez el melodrama ajeno. Cada día es cada día, y punto”. (Cosas que tus nietos deberían saber . Mark Oliver Everett)



Mark Everett es un genio, no hay necesidad de analizarlo profundamente, ahí está la esencia de lo que somos y de lo que queremos que nos acompañe, el verdadero artista que no negocia , que sólo con su brillo innato se define , no necesita pancartas ni acertijos publicitarios, es un grande , ya que supo ser pequeño y solitario. El destino le dio la posibilidad de identificar a muchos jóvenes, aun así se sigue sintiendo desgraciado, la vida ignora las bonanzas del ego, el afortunado sufre con más ganas.



Igualmente me hice poderoso aunque no quise, ya estoy aquí, y el texto escuda cualquier intento de desaparecer de las vidas que aman los textos…



La vida social se acabó hace unos meses, un viernes, por ahí cerca de las 7 de la tarde...y empezó algo nuevo, costará una vida entera descifrar que es esto nuevo...



Hace 15 años que no pego un poster de un artista en mi pieza...hoy pegaría uno de Eels pero no lo tengo...



A los 20 años se me quemó todo , toda mi colección de música y libros , mis chaquetas y zapatos preferidos , mis juguetes infantiles más preciados , mis cuadernos donde escribí mis primeras palabras y que guardaba con cuidado, mis pinturas, mis poemas juveniles. Y cuando digo se me quemó, es obvio que no hablo metafóricamente , un incendio devoró toda posibilidad de tener un pasado antes de los 20 años , supe así en la noche, mirando mi barrio sentado en el piso de la pieza destrozada y llena de moho, que ese incendio no iba ser el último, que mi pasado debe borrarse por obligación cada cierto tiempo para poder vivir, pero no es posible borrarlo por mis propios medios , fuego, amor, dinero, enfermedad , cualquier cosa terrible debe venir y borrarme la pizarra para que mis ideas se renueven y parezcan frescas…



He escuchado música como enfermo, y ahora las bandas que abandone en alguna etapa de comodidad me acompañan en el universo de los audífonos. La música pop me hace darme cuenta que la edad que creo que tengo es absolutamente falsa…escucho Decemberist y Eels , todo lo de Eels es perfecto, la sorpresa y la admiración; dos palabras que estaban en algún cajón que el incendio no destruyó, aun siguen vivas , me alegra y me calma…



Si me decidiera a ser lo que yo he pensado que soy toda la vida, estoy seguro que lo sería sin dificultad, pero para que ser promesas planeadamente cumplidas , ¡romper expectativas , herirse con el fracaso vital también coincide con lo que creo que soy y seré!


En cada institución en que me tengo que habituar para ganarme la vida, me siento tan asfixiado, sus barrotes son estrechos, mi mundo tan ajeno, mi imaginación debe dejarse por ahí en un rincón como la escoba vieja…por eso no soy hombre de ahorro ni de empresa, me debo un tiempo a las jaulas luego por respeto emigro a otra, ese viaje corto pero intenso entre jaula y jaula es mi verdadera vida…



El sentido común ha comenzado a perder peso y su presión es imperceptible , por el contrario mi actitud, mi pensar, mi imaginación, no reconoce límites, es un buen tiempo para ridiculizar cualquier oráculo oficial…



La afinidad llega y nos mata por qué no estamos preparados para ella, no sabemos que es…la confundimos con toda la baraja de sentimientos sensuales, pero en realidad es la simpleza del ser humano que ve en otro un camino similar… qué importancia tiene el fin, la concreción, si el camino es el símbolo más real para representar el presente eterno…

“-En todos los seres de la naturaleza notamos, en primer lugar, que están en cierta relación consigo mismos. Ciertamente, resulta extraño decir algo que se entiende por sí solo. Pero sólo justo después de haberse puesto plenamente de acuerdo sobre lo conocido se puede avanzar de forma conjunta hacia lo desconocido” (“Las afinidades electivas” Goethe)


Somos minerales que congeniamos químicamente con otros , pero no nos basta con un simple juego de atracciones , hemos disfrazado el simple accidente detrás de un gran corazón. Para que la química no supere a la belleza… y la poesía aún mande a la ciencia.


2 comentarios:

PoeMa Bat Soilik dijo...

Genial esta entrada, me encantó!

Saludos

Coctelmarx dijo...

GRACIAS!