lunes, 21 de diciembre de 2009

Diario


Sandro Botticelli "Natività mistica" (1501)













Cuantas personas espiritualmente ligadas conozco en la historia , por ejemplo el Diario de Henri-Frédéric Amiel . Deleite, incluso sus derrotas. Animo, consejo, Amistad ¡Mis amigos fallecieron hace más de cien años!
Del “Diario íntimo” de Amiel abro al azar una página, leo un párrafo y lo marco:



“Cada vez que pienso en la vida de privaciones de mi abuelo y de mi padre, me doy cuenta de lo mucho que les debo, pues no sería lo que soy sin el ocio que sus trabajos me han permitido. Pero que existencias más pobres, mas circunscritas, mas insignificantes han llevado estas dos generaciones de las que procedo, y que yo casi he ignorado, pues desde los doce años he estado libre y en la holgura. ¡Qué estrechez de horizonte, que monotonía de trabajo, de preocupaciones, de pensamiento! Sí; el trabajo es sagrado, y también es sagrada la solidaridad entre generaciones, pues el padre trabaja para sus descendientes, y el sudor de la frente, la abnegación de vidas enteras gastadas para economizar un pequeño capital, debe convertirse en pensamiento en la mente del nieto. Sólo la lucha contra la materia hace posible el espíritu, y es el sufrimiento de los unos lo que permite la liberación de los otros…”



¡Que inspirador! Los libros me buscan, yo no a ellos. Todo llega cuando tiene que llegar. Una película, un dios, un verano. No es que el universo este pendiente de mí sino que yo soy parte del universo. Sin el censo de Augusto la sagrada familia no se hubiese movido, el pesebre es efecto de una burocracia romana. Es mas cierto ser parte de un reloj que ser libre, la "Libertad" es un concepto francés económicamente paranoico. No tiene que ver con un valor en sí mismo. Es una fiesta de otro siglo no nos corresponde. No hay libertad cuando se es parte del todo (ya que no hay necesidad).
El diario de Amiel devora los demás libros ¡Lo sé! No puedo parar de leerlo. (Originalmente tenía diecisiete mil páginas que lo hacen la confesión mas grandiosa de la historia en un hombre desapercibido. Un héroe de polvo).
Hasta he pensado, en mi locura , que es una de mis vidas pasadas.
La reencarnación, hace tiempo que no fantaseaba con ella. Nacer de nuevo es un insulto. ¡Ofendo al mundo!


*



¿Que pájaro puede cantar hasta estas horas de la noche? Me acompaña en mis bucólicas. Pero pienso de pronto que no soy Edgar Allan Poe, no hay nada de misterioso en ese pájaro. El moderno no ve ya símbolos. Todo hecho es atómico.


*


El problema es cómo la modernidad se hace cargo de su Historia. No se siente ni una gota de espíritu, vivo de anacoreta, pero al menos antes había demonios que tentaban , hoy es todo seco, sin música. Por ejemplo vi una foto de un pesebre callejero de tamaño natural que en su centro tenía un cartel que decía: “falta virgen y niño Jesús por robo”. Enfrentemos ese pesebre con el de Boticelli. Eso es la modernidad, no es ni el robo , ni la secularización antipoetica de la escena , ni el comercio desenfrenado ¡Es ese letrero!






1 comentario:

Húayat . dijo...

Que mejor agradecimiento ante tus antepasados que es escribiendo. Buena fue nuestra anterior velada en donde nos conocimos materialmente, salute. Espero poder volver a compartir copas contigo y Elver, pero no podrá ser hasta Febrero ya que ahora estoy con una escayola en mi pie y ley seca. Nos estamos leyendo y que tengas dicha con tus seres amados son mis fraternales deseos.
Salud-os desde mi escritorio sin liquido etéreo.