lunes, 23 de noviembre de 2009

Diario Noviembre 2009




La razón como concepto no es mas que otro león metafísico , el poder "social" de esta es digno de estudio y su ubicación en la historia aún no ha tenido una crítica a la altura de un mundo sin ningún rumbo. Si vemos en la Historia cuando ella despega y se hace hegemónica: siglo V AC en Grecia siglo XV en Italia, siglo XVIII en Alemania, siempre ha tenido su contrapartida sentimental hermosa, rebelde y también decadente, el helenismo , el barroco y el romanticismo respectivamente . Hoy cuando la técnica ya ha ocupado un lugar irremplazable en el mundo no hay ni razón pura ni reacción sentimental, no hay nada , ese olor a nada es lo que hay que superar, su consecuencia. La consecuencia de menospreciar el poder.



Beethoven... Beethoven, curiosa la historia sobre el origen de la "Sonata para piano n.º 14" , de una mujer ciega que llega a él solo deseando ver un claro de Luna ¡Justo en el momento en que Beethoven totalmente deprimido solo quería suicidarse! El sordo comprende a la ciega y compone. Adiós a la tristeza por un momento. ¡El arte! ah el arte se me había olvidado.... Un oficio de los sentidos, justo cuando hoy ya no tengo ningún sentido a fuerza de exacerbarlos todos en la desconfianza del primer y único filósofo.



La música, no se nada de ella, no poseo conocimiento, técnica, no puedo hablar de ella mas que sólo expresar la voluntad lujuriosa de su esencia. Puedo desde mi sitial absurdo, criticar cualquier escritor, pensador o político, pero los músicos me parecen intocables. Lanzan al universo entero su grito que no depende de la forma. Sino que es espíritu puro. Por esto Schopenahuer escribe : ¨La música es un ejercicio de metafísica inconsciente, en la cual el espíritu no sabe que hace filosofía¨.




Dostoievski refleja mi estado de ánimo hoy a través de Raskolnikov: “¿Soy yo Napoleón o un piojo?”. ¿Se puede ser ambos? , según Hegel absolutamente no, según el piojo tampoco.



Me sumerjo en un proyecto de posgrado. El conocimiento es para comer mejor, para el lujo. No para este monje. Pero me veo tentado a ser un copista para perpetuar anónimo el conocimiento, pero esta época es caótica. Ellos, lo monjes, en su escritorio copiaban los manuscritos antiguos en la profunda soledad del monasterio y yo copio a los sabios en mi computador mientras de pronto se cuela entre ambos una publicidad de telefonía celular...


*



Si se utiliza la palabra Dios como si fuera la palabra lápiz, totalmente correcto, pero absolutamente no se puede utilizar la palabra Dios como la palabra lápiz. Lógica lingüística , una conversación apagada , corta sin matices pero correcta. La palabra Dios se puede mostrar, no así dar un sentido (en el sentido que hablamos del referente lápiz: con un significado que se cree claro, con un significante difuso y sin un referente empírico). Se llega a la máxima : No creo en un Dios por que es poco coherente. La fuerza de la lógica con todo lo misterioso que tiene cuando se le piensa profundamente, no es ningún tipo de Dios, sino un orden extraño del pensamiento, pero cuando trivializamos esa lógica “biologizándola”, producto de estructuras orgánicas simplemente, propias de un homínido histórico y finito, es decir, de un bicho con cierta capacidad craneal, pierde todo eso de “universal” y se nos mueve el piso de ese Dios (que adoramos normalmente pero que ignoramos hacerlo, la lógica) y nos resignamos a que es un orden funcional de una especie y por lo tanto no es “La Verdad”.

Cuando se utiliza Dios para designar la voluntad de poder histórica, institucionalizada, monoteísta y occidental sólo por que robó puntos de vistas imaginativos de nuestra niñez , también es correcto , un revanchismo como un estado de animo. Correcto.
Si se monopoliza lo sagrado, lo antropológico, histórico y sociológico del término se demuestra lamentablemente no tener mucha idea de las ciencias sociales (aunque no es ningún deber tenerlas)

Dostoievski abordó todos los problemas del hombre moderno con una elegancia literaria que me hace sentir que yo sólo divago idioteces.



1 comentario:

Jack Delacalle dijo...

Raskolnikov tuvo que matar a la anciana porque necesitaba el dinero para terminar sus estudios de Derecho en la Universidad de San Petersburgo o al menos con eso se auto-disculpaba ética y moralmente, era terrible la situación de Raskolnikov, es cierto que vivía comparándose con Napoleón y vivía en una habitación pequeña, casi biográficamente similar a la de Feodor Dos, constaba únicamente de un sofá y no tenía ventanas y no comía en días. A Raskolnikov o Rodka o Rodya le queda la cagaba mas uno cuando tiene que matar a la hermana de la anciana que lo pilla in-fraganti en la escena del crimen, con la muerta al lado y el hacha ensangrentada en las manos...he ahí el dilema, ¿Napoleón o Piojo?..realmente quién era, ¿un imputado cerebral al borde del caos o un superhombre abatido?

Saludos, Elver.